sábado, 25 de enero de 2014

Toro

 Elevadas sobre la vega del Duero las calles de Toro tienen nombres tan peculiares como Las Uvas, Los Odreros, La paja, Los Bollos o Abrazamozas. Conocerlas y disfrutarlas es tanto como adentrarse en remotas páginas de la historia de Castilla y León; sus monumentos son vestigios de aquellas glorias.


 La torre del Reloj se encuentra en el centro mismo de la ciudad, muy cerca de la plaza Mayor. Según cuenta una leyenda, en la argamasa utilizada para su construcción se utilizó vino en vez de agua, porque dada la gran cantidad almacenada en sus bodegas resultaba más económico que subir el agua desde el río Duero.´

La Iglesia Colegial de Santa María cuenta con un cimborrio de doble linterna con claras influencias bizantinas. Como casi todas las colegiatas de la Ribera del Duero. Su pórtico policromado de la Majestad impresionante.
Un mirador nos muestra una buena vista de la vega.

3 comentarios:

Anaximandro dijo...

Buen reportaje. Muestra la sobriedad de las poblaciones castellanas.
Un abrazo.

Manuel Cervera Górriz dijo...

Muy bueno el reportaje, acompañado por excelentes fotografias, gracias.
Saludos

Despistado dijo...

Gracias amigo anaximandro y manuel por pasar y comentar