sábado, 29 de enero de 2011

El Moncayo y Becquer

¡Qué hermoso es ver el día
coronado de fuego levantarse,
y a su beso de lumbre
brillar las olas y encenderse el aire!

¡Qué hermoso es tras la lluvia
del triste otoño en la azulada tarde,
de las húmedas flores
el perfume aspirar hasta saciarse!


¡Qué hermoso es cuando en copos
la blanca nieve silenciosa cae,
de las inquietas llamas
ver las rojizas lenguas agitarse!

¡Qué hermoso es cuando hay sueño
dormir bien... y roncar como un sochantre...
y comer... y engordar... y qué desgracia
que esto solo no baste!

7 comentarios:

Cris dijo...

Hola Despistado,
Preciosa fotografía. ¿Es Alcala de Moncayo?. ¡Que vista preciosa del Moncayo nevado!.

Sí, es hermoso todo ello, es hermosísimo.(·)
Sabemos que el ser humano tiene su grandeza y desventura en esa última frase.

(·)Salvo lo de engordar jejje

Un abrazo
Cristina

Despistado dijo...

Se trata de Magallón cristina, un pueblo que por historia y lo pintoresco de sus calles, bien merece una visita.
Una abrazo

Agustina dijo...

que hermoso lugar! realmente desearia estar alli ahora mismo. saludos!

Anama dijo...

Me encantan estas fotos nuevas en ¿blanco y negro? ¿gris?
¿Tiene algún nombre esa técnica que usas para que queden "así"?
Son preciosas *.*

Despistado dijo...

Muy hermoso agustina, pero mucho me temo que te queda un poco lejos; ¡tendrás que conformarte con mi fotografía!.
saludos

Despistado dijo...

En realidad no se trata de fotos nuevas anama. Simplemente estoy dando vuelta por el almacén de fotografías y aprovecho alguna para revelar en blanco y negro. Todas ellas con diversos tonos que oscilan entre los tonos fríos y los cálidos.
La última en tonos cálidos, color sepia, intentando aproximar a una foto antigua, de aquéllas que conservan nuestras abuelas.
Un abrazo

Fernando Gonzalez Seral dijo...

¿y en color?. Estará genial.