domingo, 7 de junio de 2009

Consecuencias

Si antes de cada acción pudiésemos prever todas sus consecuencias, nos pusiésemos a pensar en ellas seriamente, primero en las consecuencias inmediatas, después las proba­bles, más tarde las posibles, luego las imaginables, no llegaríamos siquiera a movernos de donde el primer pensamiento nos hubiera hecho detenernos.

Saramago

4 comentarios:

Manuel Arribas dijo...

Cuanta razón.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...mucha razón, y buena puesta de Sol.
Un saludo.

franciscopisan dijo...

Cuanta razon, pero de una que prefiero no evaluar consecuencias, me gusta el misterio, que le da escencia a la vida.

Por cierto, he vuelto. Puedes pasar por mi blog.
Exitos. Adios.
xFactor

Patricia dijo...

Y tanto... a veces es mejor no pensar y lanzarse a la piscina de cabeza.

Bicos!^^