jueves, 8 de enero de 2015

Bajo el paraguas

   Siempre que he visitado la calle Petritxol, en Barcelona, necesité paraguas, pero si te gustan los dulces, especialmente el chocolate, no te la puedes perder. Encontrarás dos de las pastelerías más recomendables de la ciudad. 
   También destaca por sus galerías de arte; la más conocida el salón Parés, que abrió sus puertas en 1840 y fue pionera en Europa en la exposición de arte y venta de material de pintura.

4 comentarios:

Anaximandro dijo...

De haberlo sabido antes, habría visitado esa sugerente calle en mi visita a Barcelona del mes pasado.
Muy conseguida esa nocturna, una técnica bien difícil.
Un abrazo.

Despistado dijo...

Gracias Anaximandro por pasar y comentar. Cuando vayas a la calle Petritxol no olvides el paraguas, jeje.
Un abrazo

Vagamundos dijo...

Si, un fenómeno extraño lo de esa calle. Llueve la mayoría de veces q voy

Hilde dijo...

preciosa nocturna.
un abrazo