sábado, 11 de febrero de 2012

La plaza del Rey en Barcelona

Situada en el centro del barrio gótico, es un lugar tranquilo en el que se reunen músicos ambulantes, ciudadanos, visitantes y grupos de visitas guiadas. Basicamente está formada por tres edificios que forman un conjunto de estilo gótico.

 El palacio Real Mayor, que fue residencia de los Condes de Barcelona y más tarde de los reyes de la Corona de Aragón. En su interior destaca el salón Tinell, donde los Reyes Católicos recibieron a Colón a su regreso de América.
La capilla palatina de Santa Agata, encargada por el Rey Jaime II de Aragón, que contiene en su interior el retablo del Condestable Pedro de Portugal pintado por Jaime Huguet. En la escalinata exterior se hacían las reuniones del Consejo de ciento cuando aún no tenían de edificio propio.

El Palacio de Lloctinent, sede del archivo General de la Corona de Aragón hasta 1994.
El mirador de San Martín, torre rectangular de cinco pisos de altura, con galeria de arcos de medio punto de siete ventanas se construyó con una finalidad defensiva, como mirador y también por simple orientación.
Aunque la plaza parece un lugar tranquilo, la historia nos dice que no siempre ha sido así.

4 comentarios:

Anaximandro dijo...

Esta plaza fue de lo primero que ví de Barcelona en mi primera visita a la ciudad. Gracias por hacerme revivir ese recuerdo.
Un abrazo.

Vagamundos y Fueguito dijo...

A nosotros nos gusta sentarnos en verano en la escalinata, con un bocadillo del "Conesa" y disfrutar del fresquito nocturno y de la tranquilidad que, de vez en cuando, se ve alterada por algún músico ambulante. En invierno es mejor refugiarse en el Antiquari: el bar con vistas a la plaza desde el primer piso, pero también con una bodega pequeña en el sótano en la que se está bien tanto en verano como en invierno.

Cris dijo...

Totalmente de acuerdo con Vagamundos y fuegüito.
Pasear por ese barrio, caminando sin rumbo, es toda una delicia.

Un abrazo despistado
Cristina

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...siempre es un placer visitarte, siempre nos sorprendes con cosas que apetece ir donde tu vas.
Un abrazo.