sábado, 3 de septiembre de 2011

Girona al amanecer

Hace una semanas tuve la oportunidad de acudir a Girona durante un fin de semana. Un taller de trabajo que me interesaba bastante, además de visitar la ciudad, aunque fuese brevemente. El horario del taller era muy apretado de modo que la única forma de recorrer la ciudad y sacar cuatro fotos fue levantarme bastante temprano, coger la cámara y pasear hasta que llegase la hora de desayunar con mis compañeros.



Una ciudad con el encanto de las grandes ciudades, pero sin multitudes. Amurallada desde tiempos de los romanos, conserva su casco antiguo en lo que ha quedado dentro de la muralla. Paseando por sus calles se puede sentir la historia a través de sus antiguas casas. 



Bañada por el río Onyar, protagonista en la ciudad,  tiene un tramo de casas pintadas en colores pastel que dan al río. Fueron construidas en el siglo XI para cubrir un tramo de muralla que fue destruido en 1807, durante el duro asedio de las tropas francesas.





A pocos encontré en mi camino: cuatro jóvenes medio borrachos que volvían de la juerga nocturna, algún anciano insomne con el carrito de la compra en la mano, aunque era domingo y todo estaba cerrado, y dos despistados como yo, haciendo fotos y mamando la belleza de esta calle de agua.



Cuando llegué de vuelta al hotel, mis compañeros bajaban a desayunar. ¡Justo a tiempo!

6 comentarios:

Anaximandro dijo...

Tengo un conocimiento muy supercicial de esta ciudad. Tus fotos me sugieren que merece una visita mas pausada.
Un saludo.

Anama dijo...

O.O
Quiero ir!
Felices vacaciones! :D

Cris dijo...

El año pasado fuimos a la región del Tarn y en Castres vimos las casas asomadas al rio Agout. Preparando previamente el viaje, encontré unas imágenes de Gerona con estas casas y pensé que me gustaría verlas.
Quizás porque sean más bonitas, con más encanto, por la luz de la primera hora de la mañana, por la pericia del fotógrafo, me encantan estas vistas. Has conseguido unas vistas con una luz y tonos preciosos que transmiten belleza.
Posiblemente ya estarás disfrutando las vacaciones..
Un abrazo
Cristina

Despistado dijo...

Ya lo creo que merece una visita anaximandro. Y también disfrutar pausadamente de su gloriosa gastronomía.
Saludos

Despistado dijo...

Te pilla un poco alejada anama; y ahora, tan cargada...
Un abrazo

Despistado dijo...

Estoy en ello cris, de una forma sosegada.
Hace unos años visité la garganta del Tarn y recorrí alguno de sus pueblos. Cuánta belleza y cuántos recuerdos...
Un abrazo