viernes, 14 de enero de 2011

En blanco y negro

Continuamos con imágenes en blanco y negro tomadas en el interior del magnífico monasterio de santa Mª de Huerta. 



Arriba el refectorio de los monjes, uno de los lugares más emblemáticos de este monasterio. Se trata de una sala de gran amplitud de interior claramente gótico en la que la primera sensación es de amplitud y luz, gracias a los altos ventanales calados en sus muros y a la ausencia de columnas centrales.


En una parte del muro este se construyó una escalera peculiar desde el punto de vista arquitectónico. Un espacio compuesto por dos vanos de medio punto, dos apuntados y seis más de cuarto de punto que alojan la escalera por la que el monje lector accedía al púlpito para leer pasajes religiosos a los monjes durante el refrigerio. Las columnas de sección octogonal, con capiteles decorados con formas vegetales.


La iglesia monástica es un magnífico edificio de tres naves; en la parte posterior de la nave entral un curioso órgano junto al coro.

8 comentarios:

Manuel Arribas dijo...

Se me hacía extraño que no sacaras estas magníficas fotos del refectorio. Es lo más conocido de tan singular monumento. Creo que has realidado un muy buen trabajo.
Saludos

Fernando Gonzalez Seral dijo...

....todas estas en BYN, me parecen muy bien procesados. Sobre la composición ya no digo nada, igual en color que en BYN, me parece muy buena.
Un abrazo.

Cris dijo...

El amor a las "piedras" me viene de mi padre (a mi madre no le atraen nada). Con ellos hemos recorrido bastantes de los monasterios e iglesias del entorno (Ribera navarra, La rioja, Soria y Zaragoza).
Y recuerdo perfectamente la primera vez que vimos este precioso conjunto.
Tus imagenes en blanco y negro lo muestran muy bien.
Un abrazo
Cristina

Cris dijo...

Y ese gatito/a?.
En nuestra casa acabo siendo incompatible tener plantas y animales.... "Ganaron los animales".
:)

Despistado dijo...

Es una sala espectacular y grandiosa,manuel, especialmente si se tiene la suerte de caer en un día de abundante luz.
Un abrazo

Gracias por tus comentarios fernando. Estoy en mis primeros pasos con el B/N y tus elogios me animan a seguir.
Un abrazo

Mi atracción por las piedras no se de quién me viene, quizá de mi nombre. Pero lo cierto es que desde muy chico ya me atraían.
La gatita, Kira, es de una amiga; yo con uno tengo bastante, jeje.
Un abrazo

Buleria dijo...

Es gatica,se llama Kira y si que es dificil que no toque ni muerda las plantas, ella tiene una especial que es como cesped.
1000 gracias Despistado, me ha hecho mucha ilusion abrir tu blog y verla .

Luz dijo...

Magnifica arquitectura , y las fotos están perfectas!
saludos!

Joan González dijo...

HOLA

AHI ESTUVE...Y BONITO DE VERDAD

SALUT
JOAN