lunes, 31 de agosto de 2009

Según el color del cristal...

Dos vistas del mismo cielo, una tomada a media tarde, la otra al anochecer. La primera muestra, en parte, los efectos del retoque digital. La segunda, aunque no lo parezca, lucía así de curiosa sin necesidad de retoque, salvo la únión de tres disparos realizados utilizando como trípode el pulso...


Las imágenes me han traido a la memoria un poema de Ramón de Campoamor, diputado en el siglo XIX además de poeta. ¡Eran otros tiempos!

Humoradas

Busqué la ciencia, y me enseño el vacío.
Logré el amor, y conquisté el hastío.
¡Quién de su pecho desterrar pudiera,
la duda, nuestra eterna compañera!.
¿Qué es preciso tener en la existencia?
Fuerza en el alma y paz en la conciencia.
No tengáis duda alguna:
felicidad suprema no hay ninguna.
Aunque tú por modestia no lo creas,
las flores en tu sien parecen feas.
Te pintaré en un cantar
la rueda de la existencia:
Pecar, hacer penitencia
y, luego, vuelta a empezar.
En este mundo traidor,
nada es verdad, ni mentira,
Todo es según el color
del cristal con que se mira.

Ramón de Campoamor

5 comentarios:

Epi dijo...

Me encanta la segunda imagen.

Manuel Arribas dijo...

Si, si situamos la cámara en un punto fijo y sacamos varias foto a lo largo del tiempo, nos podemos sorprender con los resultados. E incluso hacer un "time laps"

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Un mismo paisaje puede cambiar totalmente dependiendo de la hora del día en que tomemos la foto...la luz es muy importante en fotografía y los atardeceres son un buen momento para salir a hacer fotos....aunque a mi me gustan las dos imágenes que has tomado.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...a mí también me gustan las dos.

Anama dijo...

A mi también las fotos, pero el poema muchísimo.
"Fuerza en el alma y paz en la conciencia"... lo segundo es fácil pero....cómo conseguimos tener fuerza en el alma?
-A mi muchas veces me escasea-