lunes, 17 de noviembre de 2008

El congosto de las devotas


Muy cerca del Valle de Pineta, entre Lafortunada y Salinas, encontramos el paso de las Devotas. Se trata de un impresionante congosto estrecho y de paredes elevadas al que podemos acceder a través de un estrecho túnel excavado en la roca entre la carretera y el río Cinca.

Muchos años atrás en este lugar había una ermita dedicada a nuestra señora de Badaín, donde habitaban unas monjas que vivían de la caridad. Cuentan que fueron estas religiosas las que construyeron el primer paso entre los valles de Bielsa y Gistaín.

La leyenda, quién sabe si historia real, no entra en detalles de cómo se llevó a cabo tan duro trabajo, y aconseja rezar cuando se pasa por allí para conjurar cualquier posible peligro.

En este congosto tuvo lugar uno de las episodios más cruentos de nuestra contienda civil.





3 comentarios:

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Muy buen reportaje incluida la leyenda.

xFactor dijo...

wow! que bonito!! me gusta muchoo al igual que tu blog y tus excelentes entradas!!!

gracias por los coment!!!
pasate!
adios!
xFactor

Sue dijo...

Le voy a dar a usted pal pelo! Cómo ha llegado a hacer esas fotos yendo solito por la montaña?Eso sí, muy bonitas pero... Un besico