martes, 12 de febrero de 2008

Un tipo de inteligencia diferente

Hasta las personas más sobresalientes y con un CI más elevado pueden ser pésimos timoneles de su vida llegando a naufragar al toparse con los avatares que nos depara la vida diaria. La capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las frustraciones, de controlar los impulsos, de regular nuestros estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera en nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás son características de lo que se ha convenido en llamar inteligencia emocional, y son tan necesarias para la vida, o incluso más , como el CI.
La capacidad de comprender a los demás, cuáles son las cosas que les motivan, la forma de cooperar con ellos, conforman la inteligencia interpersonal. El vuelco hacia el interior, que nos permite configurar una imagen verdadera de nosotros mismos constituye la inteligencia intrapersonal.

Ambas son necesarias para actuar en la vida de manera más eficaz y satisfactoria.

7 comentarios:

Kt. dijo...

.

A lo que he leído, cada una de estas inteligencias están regidas por una parte del cerebro en específico.

Es interesante el tema.

Un beso despistado :)

epi87 dijo...

Un tema muy interesante y me ha encantado tu post.

CASIOPEA dijo...

Pues si despistado y en ello andamos dia a dia y si sabemos en esta dificil andadura ir forjando lazos ,indestructibles lazos ;que mas tienen que ver con el C del Corazon que con el CI,siempre nos podemos agarrar a ellos en momentos de apuro...Aqui te dejo esta cita: *Nuestro cerebro es el mejor juguete que se ha creado.En el estan todos los secretos,incluso el de la felicidad._ CHARLIE CHAPLIN.

CASIOPEA dijo...

P.D. *Muy bonito el tiovivo ,me encantaba montar en los caballitos,no tanto en la chocolatera que salias hecha un trapo....Un besazo

Sue dijo...

No se, no se. Esto de la inteligencia emocional me trae un poco liada, y más todavía si tenemos en cuenta lo de inteactuar con la de los demás. Con la de hipocresía que hay por el mundo casi que prefiero apañarme un poco yo misma, decidiendo, de momento, pasar un poco de los demás (que la mayoría no se han ganado otra cosa).Un besico

Anónimo dijo...

Hola Despistado,
Navegando por blogs de Zaragoza he descubierto el tuyo y leído algunos de tus últimos posts que me han parecido interesantes porque invitan a reflexionar.

Respecto a este último....quizás la vida sea un transcurrir al timón de nuestra nave sin llegar nunca a ningún puerto. A veces, atracando en puertos que luego descubrimos que no eran el destino soñado. Otras, naufragando con el consiguiente descalabro y posterior intento de recuperarnos y dirigirnos esta vez hacia puerto seguro (existe?).

Estoy de acuerdo contigo en que la empatía (tan difícil) es una clave importante para relacionarnos con los demás, así como la introspección para comprendernos a nosotros mismos.
Verdad que la teoría la sabemos todos?

Salud! Te seguiré leyendo,
CHLOE

Despistado dijo...

Tienes razón Kt, cada inteligencia, al igual que otras funciones cerebrales, tiene su base orgánica en un punto concreto del cerebro; pero no son funciones totalmente inamovibles, siempre se pueden mejorar con un aprendizaje adecuado.

Todo lo relacionado con las emociones tiene un enorme interés Epi; y más a medida que los científicos van descubriendo que también están ligadas a zonas cerebrales concretas cuyo conocimiento nos hará mejorar.

Puede que sea el mejor juguete casiopea, pero pero es una lástima que no viene con libro de instrucciones para su manejo adecuado. El tiovivo está a las puertas de la ciudadela de Carcassonne, Francia, y es tan bonito como la ciudad que lo alberga.

Siempre hay cerca alguien en quien confiar sue. Sin ir más lejos yo confío en tí, en prin, casiopea, vísceras, ... Un besazo y prepárate porque esto de la inteligencia emocional es solamente una pequeña introducción.

Estoy convencido de que no existe un puerto seguro que lo sea durante toda la vida chloe; pero como bien dices en nuestro navegar siempre aparece algún puerto en el que merece la pena detenerse y otros de los que tenemos que salir con los fondos de la nave destrozados. Lo importante es que, una vez reparada, esa nave no deje de navegar.
Bienvenida y gracias por tu visita