lunes, 18 de febrero de 2008

Combatiendo la tristeza

Intentar levantarse el ánimo uno mismo a base de hacerse regalos y procurarse placeres sensoriales es un antídoto muy difundido para combatir la tristeza. Entre los métodos más utilizados por las personas para aliviar la tristeza podemos nombrar el tomar un baño caliente, disfrutar de las comidas favoritas, escuchar música o hacer el amor. Hacerse un regalo uno mismo es una estrategia muy común entre las mujeres, al igual que ir de compras. Los hombres parece que tienen una mayor inclinación hacia la bebida o las drogas.

Uno de los métodos más eficaces contra la depresión, y bastante poco utilizado por cierto, es la reestructuración cognitiva. El nombre parece complicado, pero no significa otra cosa que tratar de ver las cosas desde una perspectiva diferente. Por ejemplo, los enfermos crónicos, sea cual sea su estado, se encuentran de mejor humor cuando pueden pensar en otra persona cuyo estado es todavía peor que el suyo (a fin de cuentas yo no estoy tan mal… todavía puedo andar). Por el contrario, quienes se comparan con personas sanas solo consiguen deprimirse más.


6 comentarios:

jose carlos dijo...

Es verdad que funciona pero a veces si la depresión es muy fuerte es muy complicado pensar en los demás. Un saludo.

Kt. dijo...

.

Sería lo mismo que el consuelo?? Es un poco rudo esto, pero la verdad que uno respira diferente cuando sabe de otros que están peor... es muy cierto tu post, incluso lo de las compras de las féminas jeje

Besos Despistado :)

epi87 dijo...

Yo soy de los que se hacen autoregalos y salen mucho con los colegas para animarse.

Anónimo dijo...

Es curioso, pero cuando estoy triste suelo tener la sensación de encontrarme más lúcida que cuando no lo estoy.

No veo tan claro lo de hacer el amor para aliviar la tristeza. En el caso de las mujeres, pienso que no es habitual que recurramos al sexo para que nos suba el ánimo, sino al contrario, necesitamos estar contentas para desearlo.

Es un estímulo leer tus posts, un saludo,

Chloe

CASIOPEA dijo...

Depende del tipo de tristeza; hay algunas pequeñitas, que forman parte de lo cotidiano, que se combaten facilmente, a mi me basta con un dulce...otras mas grandes que tienes claro el motivo, y otras veces no tan claro...no hay nada como tener cerca, alguna persona querida a quien le interesa de verdad, volver a verte sonreir...

Un besazo de tortuga

Despistado dijo...

Chloe, posiblemente tengas razón en que la tristeza aleje de nuestro pensamiento la necesidad de sexo, pero algunas personas recurren a él par encontrar alivio a sus sentimientos (estamos hablando de depresiones menores).

Siempre va bien tener al lado a una persona que te quiera casiopea; y también tener alguien a quién querer, aunque no siempre sea posible. Para ser tortuga veo que eres capaz de recorrer muchos caminos y dejar en ellos constancia de tu paso.
Un beso de caracol.

Gracias a todos por vuestros comentarios.