viernes, 23 de noviembre de 2007

Tiempo de cambios

En los últimos días no he tenido mucho tiempo, tampoco ánimos la verdad, para poner al día esta página. La renovación va un poco más lenta de lo habitual y probablemente seguirá así durante un tiempo, el necesario para recomponer, para reorientar, para reparar fisuras y grietas en este devenir por donde en estos momentos discurre mi vida.

Esta foto fue tomada hace muy pocos días, en mi pueblo, desde el balcón de mi madre.

Preciosa maceta con pendientes de la reina tomada en mi viaje de primavera a London. Hermosos maceteros por toda la ciudad. La verdad es que siempre me impresionaba su presencia. Tenemos tan pocas aquí.


4 comentarios:

Kt. dijo...

Preciosa vista la que tiene tu madre desde balcón.

Pues si es preciso no actualizar para tomarte los días que necesites, así debe ser.

Besos Despistado, espero todo vaya fluyendo hasta volver a la normalidad.

Muriel dijo...

A veces, es necesario parar para tomar aliento, no nos damos cuenta de cuan necesario es respirar, y respirar solos, para despues seguir compartiendo el aire. Un petó de papallona (és el més lleuger que se m'acut, per no fer feixuga ni la carícia).

visceras dijo...

Despues de mirar y mirar no he conseguido saber que chimenea es esa, y aunque me haya asomado tantas veces a ese balcón nunca había visto la imagen que reflejas.
Es impresionante el mundo de la fotografia.
Muchos besos

Despistado dijo...

De momento sigo respirando, aunque sea con cierta dificultad, y estoy seguro de que todo se ha de normalizar con el tiempo.
Gracias Kt y muriel por los ánimos y també por el petó de papallona, lleuger com l'aroma de la rosa.

Visceras, la imagen es un detalle del tejado de Rocio, el que queda justamente frente al balcón, ese que oculta los campos de antaño. La fotografía refleja un encuadre parcial del mismo y está ligeramente retocada para hacer mas vistosa la fotografía. La próxima vez asómate al balcón y veras con los mismos ojos que mi cámara esa imagen que ahora no recuerdas. Muchas veces miramos sin ver las cosas que nos rodean, pero nada escapa a una imagen fotográfica.

Besos