miércoles, 7 de marzo de 2012

El puente de piedra


 Hace días que no subía nada de Zaragoza, este año ha sido pobre en paseos debido al frío y el viento, y porque no decirlo, también por la pereza. Hace unas tardes, aprovechando esta primavera anticipada que disfrutamos, di un paseo por las renovadas orillas del Ebro y tiré unas fotos con la cámara compacta.
 Según la leyenda popular, en el lugar donde hoy se levanta el Puente de Piedra existía en la época romana otro puente que coincidía con la prolongación del cardo máximus (calle principal de orientación norte-sur, termino empleado en la planificación urbanística del imperio romano) que cumplía la función de puente y de acueducto. No obstante la existencia del mismo ha sido muy debatida, ya que poco se sabe de sus materiales y de su cronología porque las fuentes son muy inciertas.
 El actual es de estilo gótico y es el más antiguo que se conserva sobre el Ebro; su historia es muy accidentada a causa de las crecidas del río y los avatares de la historia, que obligaron a numerosas remodelaciones y reconstrucciones. Actualmente posee siete arcos vistos y uno oculto bajo la calle que transcurre a la orilla del río.
Cuatro leones en bronce, obra del escultor Francisco Rallo, realizadas en 1991, recuerdan a otros cuatro que adornaban el puente hasta principios del siglo XX, cuando se retiraron para ensanchar la calzada.

12 comentarios:

Anaximandro dijo...

Una aproximación muy interesante de una zona de la ciudad que me gusta recorrer, y de la que pienso publicar algunas cosas.
No sabía lo del posible puente romano.
Un abrazo.

javier dijo...

Gracias amigo por incluirme en tus enlaces, yo he hecho lo mismo.
Te he incluido en webs amigas.
Saludos.

Kaia dijo...

En algún momento de mi vida, hace ya algo más de cinco años, todo parecía destinarme a Zaragoza. No fue así, finalmente, sino a otra ciudad, de la que luego me fui para casi volver a casa.
¡Qué lástima! Habría muchas cosas que me atarían a Zaragoza: unos amigos muy queridos que tengo allí y estos maravillosos lugares.

Despistado dijo...

La verdad es que el paseo por ambas orillas del Ebro resulta muy agradable, anaximandro. Y a medida que avance la primavera lo será aún más.
Saludos

Despistado dijo...

Gracia a ti por la visita, javier. Hace tiempo que me aprovecho de tus recetas.
Saludos

Despistado dijo...

Kaia, la vida nos va llevando a todos de un lugar a otro y en ocasiones modifica nuestras expectativas. Hace ya bastante tiempo, mi vida de estudiante me aproximó a Zaragoza, y después de varios periplos laborales por distintas zonas de nuestra querida península regresé de nuevo a esta ciudad en la que voy teniendo profundas raíces.
Y allí donde viví, disfrute de lo que había.
Saludos

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

La verdad es que siempre que paso por allí veo fotos, con cámara y sin cámara...lastima que últimamente mis queridas nubes no aparecen....

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...la de los leones me gusta mucho, sin desmerecer las demás.
...como siempre, en estas y las demás unas fotos magníficas con unos buenos textos de acompañamiento.

Cris dijo...

Vuelvo despistado!.
Un abrazo
Me encanta la segunda foto.
Cristina

Despistado dijo...

Siempre hay un lugar para una foto mª teresa. en cuanto a la ausencia de nubes es una lástima, sí, y no sólo por no poder fotografiarlas.
Saludos

Despistado dijo...

Ahí andan los leones, fernando, vigilando al personal que cruza el puente.
Saludos

Despistado dijo...

Binvenida de vuelta cris, un placer volverte a tener aquí.
Saludos