sábado, 2 de julio de 2011

Vigo, O casco vello

Es la zona antigua de Vigo, la que quedaba dentro de la muralla y en el entorno próximo. Tiene sus orígenes en el siglo XVI, pero las invasiones, los saqueos, los incendios y las epidemias han hecho que fuese derribado y construido muchas veces, modificando el aspecto de sus calles. Salpicadas de placillas y soportales, sus callejuelas han pasado de ser lugares de tertulia de marineros a punto de reunión de la juventud. Algunas conservan todo el sabor de lo antiguo y merece la pena pasear por ellas. Ha sido declarado monumento de interés cultural como conjunto histórico.


Iniciamos nuestro recorrido en la plaza de la Constitución, porticada y plagada de terrazas y cafés, pero muy familiar, llena de niños y papás vigilantes; cuando estás en ella es como encontrarse en la sala de estar de Vigo.




Cuanto afán por alcanzar la burbuja; se la tragó el pobrecito y no veáis como quedó.



A rua dos cesteiros, conocida también como la calle de los tres nombres (amargura, Rubin y dos cestos) desciende hacia el mar comunicando las plazas de la constitución y de la Almeida. La calle es testimonio vivo de la importancia que adquirió el arte de la cestería en la ciudad.



El mercado vigués más significativo es el mercado da pedra, donde se pueden adquirir artículos de imitación de marca a precios asequibles. Lo encontramos bajando desde esta plaza. Y También la afamada calle de las ostras, donde merece la pena detenerse a degustar.  



Además, no dejéis de pasear la rua real, el berbes, la zona Chaos, el Carral, pobladores... Algunas zonas están bastante deterioradas, pero merece la pena si se quiere conocer la historia de la ciudad.




7 comentarios:

Cris dijo...

Bello recorrido por un casco antiguo realmente precioso.
Y la foto del niño... adorable despistado.
Un abrazo
Cristina

Vagamundos dijo...

Creo que ya se donde iré cuando vuelva. Un beso

Ohdiosa dijo...

Me he enamorado de la sexta foto.
Maravillosa. No sé, al verla...me ha transmitido mucho.

Despistado dijo...

Pasé buenos ratos en esa plaza Cris, siempre llena de niños y de sus juegos.
Un abrazo

Despistado dijo...

Yo te acompañaré con mucho gusto vagamundos. Me quedaron muchas cosas por ver y disfrutar, como siempre ocurre en los viajes.
Un beso

Despistado dijo...

Ohdiosa, esa foto ha sido tratada de una forma especial, con cuidadoso esmero. Recorrí esa calle varios días y en horas diferentes. Los cestos y la anciana siempre estaban allí.
Me alegra que te haya gustado.
Un abrazo

Anama dijo...

*.*


Sin comentarios! ^^