domingo, 9 de marzo de 2008

San Juan de la Peña

Cuando en el año 1675 un terrible incendio destruyó el monasterio de San Juan de la Peña, la comunidad religiosa tomó la decisión de construir uno nuevo en un lugar próximo conocido como Llano de San Indalecio, una bella pradera asentada sobre una gran roca.



La fachada de la iglesia es uno de los aspectos más interesantes del monasterio barroco, destacando especialmente la exuberante decoración vegetal basada en roleos, diferentes tipos de flores, hojas de acanto y tallos.



Las dependencias fueron abandonadas en el año 1835 y desde entonces el edificio comenzó a deteriorarse progresivamente quedando, ya a mediados del siglo XX, en un lamentable estado de ruina. Tras una profunda rehabilitación, acometida por el Gobierno de Aragón, el monasterio nuevo de San Juan de la Peña alberga en su interior el centro de interpretación del reino de Aragón y el del monasterio de San Juan de la Peña, además de una hospedería perteneciente a la red de hospederías de Aragón.



La reforma del claustro mezcla los restos que quedan del mismo con modernos materiales que habitualmente no encontramos en estas dependencias. El resultado levanta controversia, pero en cualquier caso ha resultado un magnifico escenario para desarrollar las segundas jornadas del taller “hablemos de dolor”.

3 comentarios:

jose carlos dijo...

Pues si que es un sitio precioso. Un saludo.

Kt. dijo...

.

La segunda imagen se me da más como una foto gastada que como una fachada deteriorada. No sé si me explico.

Besos Despistado.
Feliz comienzo de semana.

CASIOPEA dijo...

Ya veo Despistado que estaba nevado el lugar, aqui tambien hubo nieve pero no llego a cuajar...

besos.