sábado, 8 de diciembre de 2012

El alma del Ebro

 Es el nombre de la escultura que nos recibe en la entrada del Palacio de Congresos de Zaragoza, que fue realizada por Jaume Plensa (Barcelona, 1955) para la Expo 2008. Se trata de un espacio delimitado por letras realizadas en acero inoxidable pintado de blanco, cuya forma sugiere la de una persona sentada en posición fetal. Permite entrar en su interior, invitando a la reflexión.
El dia de la inauguración el autor definía la letra como símbolo de la célula, y definió el cuerpo como una arquitectura que protege algo tan frágil como el alma. Decía también que la escultura tendría dos vidas diferentes, porque por la noche se iluminará desde dentro dando luz a la Expo, mientras que durante el día las sombras de las letras se verán proyectadas en el suelo.
Hoy os presento la vida nocturna, bueno en realidad el cambio de la vida nocturna por la diurna.

5 comentarios:

Anaximandro dijo...

Fantásticas las dos fotos de esta estatua que en poco tiempo se ha convertido en muy emblemática para la ciudad.
Con tu permiso tenía pensado publicar algo parecido más adelante.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Independent [url=http://www.INVOICEFORFREE.COM]invoice[/url] software, inventory software and billing software to conceive professional invoices in one sec while tracking your customers.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...muy buenas en la hora azul, y se puede decir que en una ya es de noche, ...magníficas.
Un abrazo.

Despistado dijo...

Estoy deseando que las publiques anaximandro. Siempre es bueno ver las cosas desde otra perspectiva.
Un abrazo

Despistado dijo...

Buen ojo Fernando, hora azul del amanecer en este caso. En la primera todavía no había amanecido y todavía estaba preparando las cosas.
Un abrazo