miércoles, 19 de agosto de 2009

Desde el tren

Durante las últimas semanas Zaragoza se ha convertido en un horno permanentemente encendido. Hasta podríamos hacer pizas en la calle. Y con tanto calor, la idea de salir a pasear me produce sudores sólo de pensarlo. De modo que estoy tirando de almacén para subir al blog alguna imagen, al tiempo que voy practicando alguna nueva técnica de procesado.


Siguiendo con la idea de la semana pasada, hoy pongo unas imágenes que también corresponden a un viaje, pero esta vez fueron tomadas desde un tren en marcha, mientras viajaba desde Edimburgo a St Andrews.

Amanecía un día brumoso, nublado... y las vistas de la bahía eran impresionantes, lastima que desde un tren en marcha no tienes tiempo de disparar todo lo que quisieras.

5 comentarios:

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Yo tambien tengo mono de disparar por ahi algunas cuantas fotos...pero no me atrevo con esta Zaragoza convertida en altos hornos....me encanta la última imagen que has puesto.

Epi dijo...

Lo que me sorprende es que consiguieras que las fotos desde el tren te salieran tan bien. Me encanta la última foto.

Despistado dijo...

Me alegra saber que os gustaron las fotos.
Existen trucos para conseguir que las imágenes salgan relativamente bien desde un medio en movimiento epi. No acercarse demasiado al cristal de la ventana para evitar reflejos molestos, no apoyar los brazos para evitar vibraciones,enfocar al infinito, utilizar una velocidad de obturación alta (lo que también se conoce como reducir el tiempo de exposición), son medidas que ayudan a obtener imágenes más nítidas.

Fernando Pagán dijo...

Unas tomas, más que aceptables,yo diría muy buenas. Quisiera añadir que ha tenido suerte que no hubiesen en el momento del disparo, objetos cercanos como casas o arboles, ya que entonces podrian haber salidos desenfocados.
Al enfocar al infinito y no existir este problema el resultado: Magnífico.
Saludos

Epi dijo...

Gracias por el consejo XD.