domingo, 5 de agosto de 2007

Parque Primo de Rivera

Muchos parques y parquecitos diseminados por mi ciudad, pequeños pulmones que ayudan a mantenerla oxigenada y a que los paseos sean más amigables y placenteros.

El más grande de todos ellos es el Parque Primo de Rivera, inaugurado oficialmente el 17 de mayo de 1929 por Miguel Primo de Rivera, personaje de quien tomó su nombre. Es el espacio lúdico vegetal más importante de la ciudad y no ha dejado de enriquecerse con nuevos monumentos que lo han ido convirtiendo casi en un museo al aire libre. Ahora está en obras de mejora de imagen.

El acceso principal es el puente Trece de septiembre, que da paso a la avenida de San Sebastián, con sus fuentes, parterres y jardines de inspiración versallesca, que conducen hasta el monumento a Alfonso I el batallador colocado en el cabezo de Buenavista.


La prolongación natural del parque, llamado también Parque Grande, son los pinares de Venecia, extensa zona verde que se extiende a lo largo del canal Imperial, llegando a las inmediaciones de los barrios de Venecia, la Paz y Torrero.








4 comentarios:

Ohdiosa dijo...

adoro el parque grande, y todos esos jardines y rincones secretos donde puedes tumbarte durante horas a leer un buen libro sin que nadie te moleste...pero cuando fui la primera vez a londres y visité kensington gardens y hyde park ya no pude volver a mirar con los mismos ojos nuestro parque...

yo quiero un super parque como esos, grande, con praderas gigantes, lagos....pero no desprecio al nuestro, no no, que me gusta demasiado!!!

Kt. dijo...

Estos parque merecen la pena su preservación, son los monumentos naturales que nos recuerdan que existe la felicidad y está en ellos..

Me gustan las imágenes.

Besos

Despistado dijo...

ohdiosa
Desde luego que nuestros parques no tienen la magnificencia de los londinenses, pero como bien dices tienen rincones que merece la pena visitar y saborear. En próximos días iré colocando alguno de ellos.

Kt
Estoy contigo en que merece la pena conservar todos nuestros parques. Nos va la vida en ello...

Un beso

Epi dijo...

Estudio en Zaragoza y aunque la ciudad no me gusta en exceso, soy de Logroño y siempre tira más la tierra de uno, debo reconocer que este parque es de los mejores que he visto. Me encanta pasear por él o tirarme en el césped para relajarme.

Me gusta tu blog.