martes, 7 de agosto de 2007

De nuevo en el parque Grande

Una Vista general de la avenida de San Sebastian


Ese día no corría el agua en las fuentes, pero pude apreciar de cerca los elementos que proporcionan el agua y las luces. En las noches de verano nos inundan de bellas imágenes de colores. La música viene por el aire.



El Quiosco de la Música del Parque, se construyó el año 1908, con motivo de la Exposición Hispano-Francesa que se celebró en Zaragoza. Su emplazamiento original, fue la Plaza de los Sitios, y después fue trasladado al Paseo de la Independencia, para regresar más adelante a su ubicación original. Tras esos peregrinajes, finalmente llegó a su emplazamiento actual, en el Parque Grande.

Es una obra cimera de la arquitectura modernista zaragozana, destacando la decoración realizada a partir de varillas de hierro, lo que le da unas formas muy aéreas, dinámicas y ligeras. Como contraste, en la cubierta se colocaron azulejos de distintos colores.

Hace unos años siempre había niños aprendiendo marchar con bicicleta. Este día parecía totalmente abandonado.

3 comentarios:

Kt. dijo...

Seguramente los paseos los estarán dando por las playas!

Besos Despistado.

Ohdiosa dijo...

a mí me gusta el parque así, sin gente, medio desierto para poder disfrutar de él en soledad...sus rincones y sus caminos, los juegos de luces al atardecer y los sonidos...mucho mejor que el parque bullicioso de los domingos...

visceras dijo...

Me gusta el quiosco de la música .A veces voy allí a sentarme cuando no dá demasiado sol y pienso lo desaprovechado que está porque es un rincón bonito.

Me gustaba mucho tambien el Rincón de Goya,cuando vine a vivir aquí había conciertos y pequeñas obras de teatro en verano y no entiendo por qué han decidido ventilarselo.Una pena.