miércoles, 23 de mayo de 2007

Gaudí, el genio (2)




La terraza de la Casa Milà es de una fantasía exuberante, las chimeneas con formas que recuerdan guerreros y las salidas de las diversas escaleras componen un bosque de figuras que sorprende por su variedad y el vanguardismo de las formas.

1 comentario:

La Prin dijo...

La verdad es que si que es como una fantasía estar en la terraza, contemplando toda Barcelona con las torres y figuras creadas por Gaudi, parecen aportar como un parentesis dentro de una gran ciudad, estas alli arriba contemplando la ciudad, el centro siempre ajetreado, pero da la sensación de estar muy lejos de allí, rodeada de guerreros que te alejan de ese stress...